Gospel Tract and Bible Society

Bienvenido a Gospel Tract and Bible Society. El objetivo del Gospel Tract and Bible Society, Inc. es compartir con el mundo las buenas noticias de la Salvación por gracia, por medio de la fe en Jesucristo, ayudando así a cumplir la comisión de Cristo. "Y es necesario que el evangelio sea predicado antes a todas las naciones" (Marcos 13:10).


LA RESPONSABILIDAD DE LOS PADRES

Es natural que los padres amen a sus hijos. Cuando los niños son pequeños, los padres les atienden diligentemente, cuidándoles lo mejor que sea posible. Se regocijan al ver su crecimiento y felicidad. Cuando se enferman los niños, la madre hace todo lo posible día y noche para curarlos. Los padres deleitan al ver que logran alcanzar buenas metas en la vida. Todo esto, y mucho más, es el privilegio y el deber de los padres hacia los hijos.

EL INFIERNO-DESTINO DE LOS PERDIDOS

Cuando los perdidos oirán al gran Juez declarar su sentencia: “Nunca os conocí, apartaos de mí, hacedores de maldad”. ¿A dónde irán esas almas condenadas? Cuando, de dos personas que están trabajando juntos, uno es tomado y el otro es dejado, ¿qué será del que es dejado? Cuando la mirada del justo Rey penetra al injusto como una espada, y ninguna excusa tendrá valor, ¿qué va a pasar? Cuando el Libro de la Vida será abierto, y no se encuentra el nombre del perdido, ¿qué pasará?

Hay solamente dos destinos finales—la morada bendita de los que serán salvos, y el abismo de fuego a donde serán lanzados los perdidos. La Biblia habla del paraíso de Dios y del lago de fuego, de un lugar de luz glorioso, y del lugar de oscuridad total.

LIBRE DE TEMOR

¿QUÉ ES EL TEMOR?

EL TEMOR DE DIOS

EL TEMOR DEL FUTURO

EL TEMOR DEL FRACASO

EL TEMOR DEL SUFRIMIENTO

EL TEMOR DE LA MUERTE

TENDRÁS QUE RENACER

Jesús dice que las puertas de la gloria no estarán abiertas para nosotros si no nacemos de nuevo. Por esto preguntamos: Amigo, ¿has nacido de nuevo? Miembro de la iglesia, ¿has nacido de nuevo? Si no, entonces estás perdido porque Jesús dice: "El que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios" (Juan 3:3).

SEGURIDAD ETERNA

La seguridad para todos los cristianos se encuentra en Cristo. Él murió por nosotros, nos perdonó y prometió un hogar en el cielo para los fieles. Allá estaremos eternamente seguros en su presencia resplandeciente. Aun hoy en día los cristianos pueden tener una tranquila seguridad de salvación entre tanto que permanezcan fieles. Mientras viven, tienen la dirección del Espíritu Santo y cuando mueren, tienen la promesa de un hogar futuro en el cielo.

La redención disponible para todos

Dios creó la humanidad con el propósito de honrar y glorificarle. Sabiendo que el ser humano iba caer, Dios planeaba desde la creación redimirlo (Mateo 25:34). “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él” (Juan 3:16-17). Esta redención es para toda la humanidad, como fue proclamado por Jesús en la gran invitación: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, que yo os haré descansar” (Mateo 11:28).