Gospel Tract and Bible Society

Bienvenido a Gospel Tract and Bible Society. El objetivo del Gospel Tract and Bible Society, Inc. es compartir con el mundo las buenas noticias de la Salvación por gracia, por medio de la fe en Jesucristo, ayudando así a cumplir la comisión de Cristo. "Y es necesario que el evangelio sea predicado antes a todas las naciones".


TU AMIGO JESÚS

Yo tengo un amigo. Él es el mejor amigo qué jamás he tenido. Es tan amable y sincero. Quisiera que tú también lo conocieras. Se llama Jesús. Lo más maravilloso es que Él también quiere ser amigo tuyo.

¿QUÉ DEBO HACER PARA SER SALVO?

¿Qué debo hacer...?

Esta es una pregunta muy importante, que todos debemos examinar. El ser salvo se relaciona al destino eterno del alma-la vida eterna. Para obtener esta salvación es necesario nacer de nuevo. Si usted no es cristiano, si no ha nacido de nuevo, Jesús hoy le dice: "Os es necesario nacer de nuevo" (Juan 3:7).

¿Qué significa "nacer de nuevo?"

Significa renacer-tener un nuevo nacimiento espiritual-ser hecho nuevo "para que sean borrados vuestros pecados" (Hechos 3:19). Para entenderlo más fácil se puede decir que significa ser convertido a una vida nueva y a un carácter cambiado.

EL MODO CRISTIANO DE VESTIR

Hay una manera de vestirse que concuerda con el supremo llamamiento cristiano. Pablo escribe a los filipenses: “Solamente que os comportéis como es digno del evangelio de Cristo” (Filipenses 1:27). La manera en que alguien se viste es como una ventana, dándonos una vista adentro del corazón. Declara la estima que tiene de sí mismo y revela quien manda en su vida. La voluntad de Dios es que el cuerpo humano sea cubierto de manera modesta, sin exhibirse. Los verdaderos discípulos de Cristo siempre se conocen por su vestuario modesto.

LA RESPONSABILIDAD DE LOS PADRES

Es natural que los padres amen a sus hijos. Cuando los niños son pequeños, los padres les atienden diligentemente, cuidándoles lo mejor que sea posible. Se regocijan al ver su crecimiento y felicidad. Cuando se enferman los niños, la madre hace todo lo posible día y noche para curarlos. Los padres deleitan al ver que logran alcanzar buenas metas en la vida. Todo esto, y mucho más, es el privilegio y el deber de los padres hacia los hijos.